La línea púrpura

1 / 5. Votos: 1

Cuando Andrew Michelis decidió entregarse al estudio de aquella pintura, conocía de antemano la dimensión del desafío. Había pasado los últimos años intentando reencontrarse con el simple placer de descubrir en el arte y la literatura un destello de viejas inspiraciones; pero hacía mucho tiempo que había perdido la capacidad de asombrarse. Fue entonces cuando, al reencontrarse con un viejo amigo de su Alemania natal, Andrew volvería a experimentar cómo una obra artística era capaz de atraparle en sus misterios.

No era extraño. Gabrielle d’Estrées y una de sus hermanas suponía el desafío que un genio anónimo había sido capaz de representar en una tela. Aquel cuadro originario del siglo XVI y expuesto en el Museo del Louvre constituía una especie de acertijo aún no desentrañado. Y para Andrew, la información encontrada por su viejo amigo Nicolás Koszinski representaba el hilo de Ariadna que le conduciría al centro del laberinto de aquella inquietante obra pictórica.

Una pintura de serena pero provocadora inspiración que representaba a dos mujeres desnudas, unidas a través de un lascivo juego de manos. Pero ¿quién se ocultaba detrás de aquella magnífica creación? Y sobre todo, ¿por qué aquella hermosa joven plasmada en el cuadro había calado en el corazón del rey Enrique IV de Francia, hasta quedar atrapada entre los fuegos del amor y del poder?

Editorial: Círculo de Lectores
Año: 2005
ISBN 8467206152
Título original: Die Purpurlinie

Idioma: Castellano
Formato: Impreso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba