El último barco – Domingo Villar

No sé si mereció la pena esperar 10 años por la tercera entrega de Leo Caldas. El caso es que a mí me gustó mucho.

Conseguí el libro antes de tiempo porque tengo quien me proporcionó ejemplares de promoción, tanto en gallego como en castellano. Yo lo leí en gallego aunque le faltaba la revisión final, y tengo que decir que lo noté. Había algunas incorrecciones que, a veces, cortaban el flujo natural de la lectura.

Vamos a lo que interesa.

La trama, muy buena, parte de la desaparición de la hija del Doctor Andrade, y no se sabe qué fue de ella, si está muerta o huyó, hasta bien entrada la historia. Caldas, partiendo del supuesto de que la mujer está difunta, y no por propia voluntad, encuentra algunos sospechosos. Pero hasta casi el final no se imagina uno quién es el malo, por ciertas pistas que empiezan a encajar. Y no hay que perder de vista el prólogo.

La narración no es que sea en tiempo real pero es muy minuciosa y de ahí viene, supongo, el número de páginas.

Los personajes, como siempre, son muy buenos, sobre todo el padre de Caldas, y el interés se mantiene hasta el final.

Muy recomendable y a ver si la siguiente entrega no tarda tanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *