Calor helado

Calor helado
Serie: Edie Kiglatuk; 1
Lugar: Barcelona
Editorial: Ediciones B
Año de publicación: 2011
ISBN 9788466647380
Título original: White Heat
Idioma: Castellano
Formato: eBook

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El impresionante thriller ambientado en el Ártico canadiense que seducirá a los lectores de Henning Mankell.

Calor helado es el impresionante thriller ambientado en el Ártico canadiense y la desconocida cultura de los inuit, donde se respira el espíritu de los antepasados y los cuerpos jamás se descomponen. Una novela llena de suspense que cautivará a los fans de Henning Mankell, tras convencer a la crítica y los lectores en lengua inglesa.

En la remota isla de Craig, un vasto territorio helado, dos turistas cazan patos. Los acompaña Edie Kiglatuk, de origen inuit, una de los mejores guías del Ártico. Pero cuando uno de ellos es asesinado en medio de la tundra, sin nadie en las inmediaciones, el consejo de ancianos de la comunidad niega que se trate de un accidente.

Paralelamente, Edie vive una tragedia impensable. Y ese giro la decide a intentar descubrir qué está ocurriendo en los confines de la tundra.

Mi reseña

Me gustó mucho. Un libro diferente que nos introduce en un mundo desconocido, el de los inuit (esquimales); un mundo donde también podemos encontrar misterios, asesinatos… Es de los que, una vez que empiezas, no lo dejas hasta el final.

La trama es conocida pero el hecho de desarrollarse en el Ártico, con personajes nuevos, indígenas, y su complicación, hace que nos entusiasme seguir leyendo. Yo lo hice de una tirada y me quedé con ganas de más.

Nos presenta la vida de los inuit, costumbres muy diferentes a las nuestras, medios de transporte ídem, todo es diferente, incluida la comida (el plato más exquisito parece ser el caldo de sangre de foca). Los personajes parecen muy reales aunque, como desconozco ese mundo, puede ser que me equivoque.

También aparece la «civilización» y cómo contamina una sociedad que parece ideal para los que la componen. Hablamos, como siempre, de la «colonización» en contra de la voluntad de los indígenas, que, en este caso, además, fueron «timados» por el gobierno candiense para colonizar las tierras más septentrionales del país.

Muy recomendable.

Deja un comentario